cader22Marcelo Álvarez, presidente de la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER) recibió al Diputado Nacional, Alberto Assef, del Frente Renovador, en las oficinas de la entidad, para colaborar en su proyecto de ley que propone sancionar una normativa a nivel nacional que impulse las energías renovables.

El encuentro se desarrolló el miércoles a las 15 horas. En esta oportunidad, Álvarez y Assef, intercambiaron ideas para perfeccionar el proyecto de ley que ya fue presentado en la Cámara de Diputados el 24 de septiembre, bajo el número de expediente 5249-D-2015, a los fines de garantizar su efectiva instrumentación en el mercado.

Se habló de la importancia de trabajar en conjunto con todas las fuerzas políticas a los efectos de sumar consenso, en principio, con los legisladores que avanzaron en propuestas similares, pero también con las autoridades que asuman el próximo 10 de diciembre. Hubo coincidencia en convocar a nuevas reuniones, que se programarán para los próximos días.

Hay que intentar cambiar la matriz energética de la actual subordinación que tenemos a los combustibles fósiles para pasar de manera paulatina a fuentes renovables que nos permitan marchar al consumo de estas energías que no dañan el medioambiente”, expresó Assef.

En 2016, el diputado ocupará una banca en el Parlamento del Mercosur (PARLASUR), comprometiéndose a impulsar proyectos de este tipo. “Es clave para el mediano  y largo plazo trabajar en la integración de las redes eléctricas a nivel regional”, le sugirió Álvarez, en relación a países vecinos, como Uruguay, Bolivia, Brasil, Paraguay y Chile, entre otros. A lo que Assef respondió: “no tengo ninguna duda y estoy a disposición para colaborar en el tema”.

La iniciativa presentada por Alberto Assef (descargar), propone la instrumentación de la medición Neta: “sistema de medición de consumo eléctrico que plantea el cobro de la diferencia entre consumo y generación de un usuario que produce electricidad de fuentes renovables en su domicilio y la inyecta a la red pública, existiendo la posibilidad de transferir los excedentes de energía medidos en kilovatios hora, al período de facturación siguiente en el caso de superávit”.

De acuerdo al texto, los contratos deberán celebrarse entre la empresa distribuidora y el consumidor, siendo de fácil y ágil aplicación. “No deberán representar ningún costo adicional para el usuario, ya sea, tanto de conexión como de tarifa diferenciada”, aclara el articulado.

La responsabilidad, la propiedad y los costos de la conexión al sistema interconectado nacional y del medidor o medidores, y su mantenimiento serán exclusivos y a cargo de las empresas distribuidoras. Y los excedentes de energía generados por el usuario serán trasladados al próximo período de facturación, a modo de compensación.

De acuerdo a la iniciativa la autoridad de aplicación de esta ley sería la Secretaría de Energía de la Nación.

En el artículo 10, menciona que “la capacidad máxima total instalada por micro-generación conectada a la red nacional deberá ser menor o igual al  3 por ciento de la demanda pico de potencia del sistema durante los primeros 10 años de la implementación de esta ley y a partir de ese plazo deberá ser menor o igual al 5 por ciento de la demanda pico de potencia del sistema”.

Assef recomienda que el Poder Ejecutivo Nacional, a través de la autoridad de aplicación, desarrolle un Fondo para financiar la adquisición de equipos de generación domiciliaria de energías de fuentes renovables.

Invítase a las provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a adherir a la presente ley y a dictar, en sus respectivas jurisdicciones, su propia legislación destinada a promover la producción domiciliaria de energía eléctrica a partir de fuentes renovables”, extiende el funcionario.

Suscribite a nuestro newsletter

¿Queres estar siempre informado? ingresa tus datos