La Ley 26.190, sancionada hace 9 años, establecía que en 2016 un 8% de la generación eléctrica nacional provendría de fuentes limpias. No se llegó ni al 1,5% y el Congreso debate actualmente modificaciones. En un contexto de crisis energética que obliga a importar combustibles por u$s 14 mil millones anuales, las renovables son una gran deuda de la última década.

Mientras hoy se celebra en todo el mundo el Día del Medioambiente, en la Argentina quedan varias cuentas pendientes con el planeta. Una de ellas es el impulso a las energías renovables, plasmado en una Ley auspiciosa, la 26.190, que no se cumplió. La normativa, sancionada en 2006, establecía que, para el año próximo, un 8% de la generación eléctrica del país debía provenir de fuentes limpias. Una década más tarde, el porcentaje de renovables dentro de la matriz apenas alcanza al 1,4%.
Para más información Click aquí

 

por MARÍA GABRIELA ENSINCK Y MARÍA DEL PILAR ASSEFH
Fuente: cronista.com

 

 

Suscribite a nuestro newsletter

¿Queres estar siempre informado? ingresa tus datos