El viernes 8 de junio se realizó el primer encuentro de la mesa de discusión y negociación denominada “Hacia una Visión Compartida de la Transición Energética Argentina al 2050”.

Convocada por el Ministerio de Energía y Minería de la Nación (MINEM), esta mesa busca alcanzar consensos entre diferentes actores del sector respecto de la transición energética hacia el año 2050 con la intención de aportar a una planificación estratégica de la política energética para el país.

El proceso liderado por el MINEM a través del Ministro Juan José Aranguren tiene además la coordinación del espacio de discusión a través de su Secretario de Coordinación de Planeamiento Energético, Daniel Redondo, además representante del Comité Ejecutivo de la Plataforma “Escenarios Energéticos Argentina”, grupo que se puso a cargo de la dirección de la actividad.

Marcelo Álvarez, presidente de la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER) durante su exposición planteó una propuesta que viene siendo estudiada desde hace largos meses por expertos de la entidad.

Los puntos principales que planteó fueron:

  • Diversificar la matriz eléctrica, descentralizando la generación y asegurando un mix tecnológico que garantice el abastecimiento en calidad y costo
  • Instalar plantas de distintas escalas en las proximidades a las zonas de consumo, promoviendo el desarrollo de las economías regionales, involucrando a la sociedad civil y generando empleo.
  • Alcanzar las metas planteadas por Argentina en el acuerdo de Cambio Climático de Paris con un programa de cero emisiones de gases de efecto invernadero en el sector eléctrico hacia 2050.

Sobre el último punto, Marcelo Álvarez detalló que lograr cero emisiones sería lo más barato para cumplir la meta del país y generaría una economía competitiva en el sector, alcanzando el acuerdo de Paris a nivel global y bajando la huella de carbono en la intensidad energética.

“Argentina tiene compromisos crecientes para bajar las emisiones (…) y la forma más barata que tiene de acercarse a la media de la región y cumplir su parte del compromiso de Paris –que es sólo el 0,7% de las emisiones de todo el mundo, lo que indica que somos marginales con respecto al total pero importantes respecto a la región– es hacerlo en el sector energético”, valoró el titular de CADER.

En relación al escenario de discusión, Álvarez destacó principalmente la incorporación de distintos actores con distintas posiciones lógicas, tecnológicas y de matriz energética.

Esto favorecería a la maduración del sector ya que sus participantes, al verse obligados a discutir y confrontar sus modelos, aprenden uno del otro: los más disruptivos a cómo piensan esa disrupción y cómo hacer una transición eficiente; a los más conservadores se los lleva a considerar otras alternativas, a abrirse a nuevas tecnologías y cambios de modelos de administración.

En las próximas reuniones se prevé la realización de mesas de trabajo. Los cuatro ejes a tratar, denominados “Pilares fundamentales de la transición energética argentina”, serán: “Sostenibilidad ambiental; Competitividad y eficiencia, Seguridad energética; Inclusión Social”. Además habrá mesas transversales para seguir discutiendo la transición al 2050.

Finalmente, de estas mesas de diálogo se espera obtener resultados que puedan servir de insumo para el planeamiento energético y para la definición de políticas públicas para el sector. Por ello, el proceso concluiría con un documento que reflejará los acuerdos, disensos y desafíos.

Suscribite a nuestro newsletter

¿Queres estar siempre informado? ingresa tus datos