Tras considerar como la “transición energética” como “un gran desafío del mundo”, el presidente Mauricio Macri pronosticó que el año próximo el sistema energético argentino podrá contar con un 8% de sus recursos con fuente en energías renovables, a partir de las obras que se están poniendo en marcha como los parques eólicos en el norte del país.
Macri inauguró esta mañana un foro del G20 sobre energía renovables junto al ministro de Energía, Juan José Aranguren.
“La transición energética es condición fundamental para el desarrollo de un país, para generar igualdad de oportunidades“, resaltó el jefe de Estado, destacando que la energía es “limitada y costosa, y en Argentina fue manejada en forma irresponsable”.

“Nos hicieron creer que era inagotable. Cuidando a los que menos tienen, logramos salir de la crisis energética”, defendió, tras lo cual estimó en 5.500 millones de dólares la inversión en infraestructura correspondiente a energías renovables, como los parque eólicos.

“En 2015 energías renovables generaban solo 2% de la electricidad. Para 2019 proyectamos alcanzar el 8%, y si seguimos sumando más de 1000 megavatios por año, será de 20% en 2025“, calculó Macri.

El Presidente sostuvo que “el acceso a energía limpia debe ser cada vez mayor” y para ello “la educación y el uso responsable es clave, por eso estamos trabajando con el ministerio de Educación” para impulsar esa política.

Suscribite a nuestro newsletter

¿Queres estar siempre informado? ingresa tus datos